viernes, 28 de julio de 2017

Un agujero negro supermasivo incapaz de engullir a su galaxia vecina

En el centro de la galaxia NGC 5195 uno de estos colosales objetos está emitiendo estallidos de energía al no poder «tragarse» la materia de una galaxia vecina

La galaxia Remolino (a la izquierda) se está fundiendo con la pequeña galaxia NGC 5195 - FOTO: NASA/ESA NRAO 

Los agujeros negros supermasivos son auténticos monstruos capaces de tragarse la luz y toda la materia que se acerca demasiado a sus dominios. Pero hasta ellos tienen un límite. Los astrónomos han detectado un caso de «indigestión» sufrido por una de estas moles. Este agujero negro ha atrapado más materia a su alrededor de la que puede engullir, de modo que en el último millón de años en su entorno se han producido furiosos estallidos de energía. La terrible indigestión ha sido detectada en las profundidades de la pequeña galaxia NGC 5195, que se está fundiendo con NGC 5194, más conocida como galaxia Remolino. Te lo cuenta José Manuel Nieves en el videoblog «Materia Oscura», sobre estas líneas.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts