viernes, 10 de febrero de 2017

Descubren un puente de estrellas que conecta dos galaxias

Mide 43.000 años luz y se extiende entre las dos Nubes de Magallanes

velos blancos pálidos y el estrecho puente entre las nubes representan la distribución de las estrellas RR Lyrae - V Belokurov, D Erkal, A Mellinger

Un equipo internacional de astrónomos liderado por investigadores de la británica Universidad de Cambridge ha descubierto un puente de estrellas que conecta las dos galaxias satélite más grandes de la Vía Láctea, las Nubes de Magallanes. El puente mide 43.000 años luz y está compuesto por objetos de la nube pequeña despojados por la grande.

Las nubes de Magallanes se pueden ver justo por encima del horizonte y por debajo del arco de la Vía Láctea- D. Erkal

El hallazgo, publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, ha sido posible gracias al censo estelar galáctico realizado por el Observatorio Espacial Europeo, Gaia, durante los últimos 15 años. La primera porción de información del satélite fue presentada hace tres meses y es de libre acceso. Este conjunto de datos de calidad sin precedentes es un catálogo de las posiciones y el brillo de mil millones de estrellas en nuestra galaxia y sus alrededores.
Lo que Gaia ha enviado a la Tierra es único. La resolución angular del satélite es similar a la del Telescopio Espacial Hubble, pero dada su mayor campo de visión, puede cubrir todo el cielo en lugar de una pequeña porción de él. De hecho, Gaia utiliza el mayor número de píxeles para tomar imágenes digitales del cielo de cualquier instrumento espacial. Mejor aún, el Observatorio no tiene sólo un telescopio sino dos.
Además, a diferencia de los telescopios típicos, Gaia no solo apunta y mira, sino que constantemente gira alrededor de su eje, barriendo todo el cielo en menos de un mes. Por lo tanto, no sólo mide las propiedades instantáneas de las estrellas, sino que también rastrea sus cambios con el tiempo.

El equipo de Cambridge se concentró en el área alrededor de las Nubes de Magallanes y usó los datos de Gaia para seleccionar estrellas pulsantes de un tipo particular, las llamadas RR Lyrae, muy antiguas y no evolucionadas químicamente. Como estas estrellas han estado alrededor desde los primeros días de la existencia de las Nubes, ofrecen una visión de la historia de la pareja. El estudio de las Nubes de Magallanes (LMC y SMC, respectivamente) siempre ha sido difícil ya que se extienden a lo largo de una gran área. Pero con la visión de todo el cielo de Gaia, se ha convertido en una tarea mucho más fácil, explican los científicos de Cambridge.
Alrededor de la Vía Láctea, las nubes son los ejemplos más brillantes y más grandes de galaxias satelitales enanas. Conocidas por la humanidad desde los albores de la historia (y para los europeos desde sus primeros viajes al hemisferio sur) las Nubes de Magallanes han permanecido como un enigma hasta la fecha. A pesar de que han sido un elemento constante del cielo, los astrónomos sólo han tenido la oportunidad de estudiarlas con detalle recientemente.

Corriente estelar

Pero ahora Vasily Belokurov y sus colegas han encontrado algo fascinante: una corriente estelar. Las corrientes de estrellas se forman cuando un satélite -una galaxia enana o un cúmulo de estrellas- comienza a sentir la fuerza de marea del cuerpo alrededor del cual orbita. Las mareas estiran el satélite en dos direcciones: hacia y lejos del anfitrión. Como resultado, en la periferia del satélite, se forman dos aberturas: pequeñas regiones donde la atracción gravitacional del satélite es equilibrada por la atracción del huésped. Las estrellas satélites que entran en estas regiones encuentran fácil abandonar el satélite por completo y comenzar a orbitar al huésped. Poco a poco, estrella tras estrella abandonan el satélite, dejando una huella luminosa en el cielo, y revelando así la órbita del satélite.
«Las corrientes estelares alrededor de las nubes fueron predichas pero nunca observadas», explica el Belokurov. «Después de haber marcado las posiciones de RR Lyrae en el cielo con Gaia, nos sorprendió ver una estrecha estructura en forma de puente que conecta las dos nubes. Creemos que al menos en parte este 'puente' está compuesto de estrellas despojadas de la nube pequeña por la grande. El resto pueden ser realmente las estrellas de la LMC sacadas de ella por la Vía Láctea».
Los investigadores creen que el puente RR Lyrae ayudará a aclarar la historia de la interacción entre las nubes y nuestra galaxia. «Muchas de las estrellas en el puente parecen haber sido removidas de la SMC en la interacción más reciente, hace unos 200 millones de años, cuando las galaxias enanas pasaron relativamente cerca una de otra», dicen.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts