martes, 13 de diciembre de 2016

Gemínidas 2016: Cómo ver esta noche la lluvia de estrellas del raro asteroide Faetón

La máxima actividad ocurrirá a la una de la madrugada. No hacen falta instrumentos ópticos, solo elegir un lugar oscuro y despejado, alejado de las luces de las ciudades

Meteoros gemínidas sobre los telescopios MAGIC (ORM, IAC) el 13 de diciembre de 2015. También es visible la luz zodiacal y los planetas Venus, Marte y Júpiter - StarryEarth

Las Gemínidas son uno de los dos grandes espectáculos de lluvias de estrellas del año. Abundantes y hermosas, casi nunca defraudan y si no son tan famosas como las Perseidas de agosto es, en buena parte, porque salir al exterior a mirar el cielo en una fría noche de diciembre resulta un plan para el que hay que armarse de valor... y mucha ropa de abrigo. Pero la belleza de las estelas que rompen la oscuridad lo compensa todo. El pasado año, por ejemplo, se observaron casi 200 meteoros por hora (ZHR, tasas horarias cenitales), según informa el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).


Para aquellos que se animen a escudriñar el firmamento, el IAC informa de que la máxima actividad ocurrirá esta noche, poco después de la una de la madrugada (hora peninsular), y también será óptima la noche de mañana miércoles. Las Gemínidas parecerán salir de Cástor y Pólux, las dos estrellas más brillantes de la constelación de Géminis. Eso es lo que se llama su radiante. Los meteoros pueden verse a simple vista, sin necesidad de instrumento alguno. Solo hay que tener un poco de paciencia. Eso sí, los cielos deben ser limpios, exentos de contaminación lumínica artificial y los horizontes despejados. «Conviene fijar la mirada en una zona del cielo y mantenerla, al menos, durante unos minutos. ¡Verás que 'llueven' estrellas!», dicen desde la organización científica. Lo más aconsejable es tumbarse en el suelo, bien provisto de ropa de abrigo.

Faetón, el destructor

Las estrellas fugaces son en realidad pequeños fragmentos dejados por el asteroide (3200) Faetón, en la atmósfera terrestre. Este minúsculo cuerpo celeste es en sí muy desconcertante. El equipo dirigido por Dave Jewitt de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), ayudado por las sondas STEREO de la NASA, se percató en 2010 de que Faetón experimentaba un aumento de intensidad en su brillo. Se trataba de algo nuevo que denominaron «cometa rocoso». Lo que ocurre es que este curioso asteroide se acerca tanto al Sol cada 1,4 años, de manera similar a como lo haría un cometa, que el calor emitido por nuestra estrella quema los residuos de polvo que cubren la superficie rocosa y forma así una especie de «cola de grava». En el perihelio, mínima distancia al Sol, Faeton alcanza los 700ºC.
Con un diámetro de 4 o 5 km, Faetón es un destructor total. «Si chocara con la Tierra, produciría una catástrofe a nivel global que acabaría con especies, incluida probablemente la nuestra», explica Javier Licandro, investigador del IAC. «Aun así, Faetón es un riesgo menor en la lista de los cuerpos potencialmente peligrosos. No obstante, tenemos que controlarlo porque las órbitas de estos pequeños asteroides que pasan tan cerca de la Tierra están afectadas por muchos efectos que pueden hacer que, en un futuro, pudiera derivar en una órbita de colisión».

Luna llena

Esta lluvia, una de las más atractivas para muchos investigadores, fue observada por vez primera en 1862. Este año, la Luna llena coincidirá con el momento de máxima actividad de las Gemínidas y hará que nos perdamos los meteoros más débiles por el aumento de luminosidad ambiental. Aquellos que quieran ver la lluvia cómodamente desde el sofá de su casa pueden conectarse al portal sky-live.tv, que la emitirá en directo mañana miércoles desde Canarias. El tiempo total de la retransmisión será de 20 minutos separados en tres conexiones:
-Conexión 1: Puesta de Sol, 14 diciembre 19:30-19:35 hora peninsular-Conexión 2: Salida Luna, 14 diciembre 20:10-20:15 hora peninsular-Conexión 3: Gemínidas, 14 diciembre 23:00-23:10 hora peninsular
Además de la observación desde tierra, el IAC realizará un experimento conjunto con el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA) dentro del proyecto europeo ORISON y en un intento de batir el récord de detección en doble estación de un bólido (Canarias - Península). Se lanzará un globo estratosférico desde Extremadura para grabar la lluvia sin la interferencia de la atmósfera y la Luna. Debido a la gran altura en que se produce el fenómeno (alrededor de 80km) y la transparencia del cielo de la estratosfera, cabe la posibilidad de que sea posible observar un bólido simultáneamente desde ambos lugares. Se ha elegido Extremadura para el lanzamiento desde la Península debido a su óptima disposición y sus cielos limpios de contaminación lumínica.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts