viernes, 26 de agosto de 2016

La nave Juno hará su máxima aproximación a Júpiter mañana

La sonda de la NASA se situará a unos 2.000 km sobre las nubes del misterioso planeta con todos sus instrumentos activos

Doble imagen de Júpiter tomada por Juno el 23 de agosto - NASA / JPL-Caltech / SwRI / MCIA

La nave espacial Juno de la NASA entró en la órbita de Júpiter el pasado 4 de julio pero mañana sábado estará más cerca del planeta gigante que en cualquier otro momento de la misión. En el instante de máxima aproximación (a las 14.51 hora peninsular española), la sonda se situará a 4.200 kilómetros sobre los remolinos de nubes de este extraño mundo y viajará a 208.000 km por hora. El objetivo es desentrañar los misterios que se esconden bajo la neblina joviana y, al mismo tiempo, conocer más sobre el origen del Sistema Solar.
En total, Juno realizará 37 sobrevuelos sobre el planeta durante su misión principal, que finalizará en febrero de 2018. Cuando termine la órbita de mañana, la nave tendrá por primera vez todo su conjunto de instrumentos científicos activados y apuntando hacia Júpiter.
Cuando la sonda entró por primera vez en órbita, los científicos apagaron todos sus instrumentos para centrarse en la propulsión de los cohetes y lograr la complicada maniobra. «Desde entonces, hemos revisado Juno de popa a proa varias veces. Todavía tenemos más pruebas que hacer, pero estamos seguros de que todo está funcionando muy bien, por lo que para este próximo sobrevuelo los ojos y los oídos de Juno, nuestros instrumentos científicos, estarán todos abiertos», explica Scott Bolton, investigador principal de Juno en el Instituto de Investigación del Suroeste (SwRI) en San Antonio, Texas (EE.UU.).


«Habrá sorpresas»

«Esta es nuestra primera oportunidad de echar un vistazo realmente de cerca al rey de nuestro Sistema Solar y empezar a averiguar cómo funciona», añade el investigador. Aunque los primeros datos obtenidos por la nave llegarán a la Tierra en cuestión de días, los primeros resultados de su interpretación se harán esperar algún tiempo.
«Ninguna otra nave espacial se ha movido en la órbita alrededor de Júpiter tan cerca o sobre los polos de esta manera», insiste Steve Levin, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California. «Esta es nuestra primera oportunidad y va a haber sorpresas. Tenemos que tomarnos nuestro tiempo para asegurarnos de que nuestras conclusiones son correctas».
Además de los ocho instrumentos científicos de Juno, la cámara de luz visible de imágenes de la nave espacial, JunoCam, también podrá obtener algunos primeros planos. Un puñado de imágenes, incluyendo algunas de la atmósfera de Júpiter a la más alta resolución y el primer vistazo de los polos norte y sur del planeta, se obtendrán en unos días.
Juno tratará de averiguar si Júpiter tiene un núcleo sólido, trazará un mapa de su campo magnético, medirá la cantidad de agua y amoniaco en su atmósfera y observará las impresionantes auroras que generan en los polos magnéticos las partículas cargadas de energía al entrar en contacto con los átomos de gas del planeta. Los datos que Juno vaya obteniendo servirán para arrojar luz sobre cómo se formó y evolucionó el planeta, al tiempo que ayudarán a comprender los orígenes de nuestro Sistema Solar y de otros sistemas planetarios.

Share:

1 comentario:

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts