viernes, 8 de julio de 2016

El Hubble capta el «corazón palpitante» de la nebulosa del Cangrejo

El telescopio espacial ha fotografiado el remanente de supernova como nunca antes se había visto

La Nebulosa del Cangrejo, a 6.500 años luz, fotografiada por el telescopio Hubble - Hubble /NASA/ESA

En el centro de la Nebulosa del Cangrejo, a 6.500 años luz en la constelación de Tauro, se encuentra un «corazón palpitante» celestial que es un ejemplo de la física extrema en el espacio, informa la NASA. El pequeño objeto, que el telescopio espacial Hubble ha conseguido captar como nunca, son los restos de una supernova, una estrella que ha explotado, y emite pulsos de radiación 30 veces por segundo con una increíble precisión similar a la de un reloj.
Este púlsar o estrella de neutrones que emite radiación en el centro de la Nebulosa del Cangrejo tiene aproximadamente la misma masa que el Sol, pero comprimida en una esfera increíblemente densa del tamaño de una ciudad. Girando 30 veces por segundo, dispara rayos detectables de energía que hacen que parezca que es pulsante.
La instantánea del Hubble se centra en la región alrededor de la estrella de neutrones (la más a la derecha de las dos estrellas brillantes cerca del centro de la imagen) y la expansión, hecha jirones, de los restos de filamentos que la rodea. La aguda visión del Hubble capta los intrincados detalles de gas resplandeciente, vistos en rojo, que forman una mezcla de cavidades y filamentos. Dentro de esta cáscara hay un resplandor azul fantasmal, que es la radiación emitida por los electrones que giran a casi la velocidad de la luz en el poderoso campo magnético alrededor del núcleo estelar aplastado.

Violencia cósmica

La estrella de neutrones es un escaparate de procesos físicos extremos y una violencia cósmica inimaginable. Jirones brillantes se mueven hacia el exterior a la mitad de la velocidad de la luz para formar un anillo de expansión. Se cree que estos jirones se originan a partir de una onda de choque que convierte el viento de alta velocidad de la estrella de neutrones en partículas extremadamente energéticas.
Cuando este «latido» fue descubierto por primera vez en 1968, los astrónomos se dieron cuenta de que habían dado con un nuevo tipo de objeto astronómico. Ahora los astrónomos saben que es el arquetipo de una clase de remanentes de supernova llamados púlsares o estrellas de neutrones que giran rápidamente. Estos «faros» son de gran valor para hacer experimentos de observación en una variedad de fenómenos astronómicos, incluyendo la medición de las ondas gravitacionales.
Las observaciones de la supernova del Cangrejo fueron registradas por astrónomos chinos en el año 1054 dC. y la nebulosa es lo suficientemente brillante como para ser vista con un telescopio de aficionado.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts