martes, 31 de mayo de 2016

La nave Juno ya siente la fuerza de Júpiter

La sonda atraviesa la «frontera gravitatoria» entre el Sol y el planeta, adonde llegará en un mes

Recreación de la nave espacial Juno de la NASA en un vuelo sobre Júpiter - NASA / JPL-Caltech

Desde su lanzamiento hace cinco años, ha habido tres fuerzas que tiran de lanave espacial Juno de la NASA mientras se mueve a través del Sistema Solar. El Sol, la Tierra y Júpiter han influido en ella con sus fuerzas gravitacionales. A veces, la Tierra estaba lo suficientemente cerca para ser la favorita. Más recientemente, el Sol ha tenido la mayor influencia en su trayectoria. Ahora, la agencia espacial informa de que es Júpiter, el planeta adonde llegará en poco más de un mes, quien atrae principalmente a esta nave del tamaño de una cancha de baloncesto. Y la atracción es irresistible.
«Hoy en día la influencia gravitatoria de Júpiter está codo con codo con la del Sol», dice Rick Nybakken, director del proyecto Juno en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL) en Pasadena, California. «A partir de mañana, y para el resto de la misión, la gravedad de Júpiter dominará y los efectos perturbadores de la trayectoria de otros cuerpos celestes serán reducidos a papeles insignificantes».
Juno fue lanzada el 5 de agosto de 2011. El 4 de julio de este año llevará a cabo una maniobra de inserción en la órbita de Júpiter a una velocidad de 542 metros por segundo. Una vez en órbita, la nave espacial dará la vuelta a Júpiter 37 veces, rozando este mundo a 5.000 km por encima de las nubes más altas. Durante los sobrevuelos, Juno investigará más allá de la cubierta de nubes oscuras para estudiar sus auroras y aprender más acerca de los orígenes, estructura, atmósfera y magnetosfera del planeta.
El nombre de Juno proviene de la mitología griega y romana. El mítico dios Júpiter dibujó un velo de nubes alrededor de sí mismo para ocultar sus aventuras amorosas, y su esposa - la diosa Juno - era capaz de mirar a través de las nubes y revelar la verdadera naturaleza de Júpiter.
Eso es lo que hará la nave del mismo nombre cuando llegue al misterioso planeta. Cuando Juno, equipada con ocho instrumentos científicos, llegue a su destino, nos dirá, entre otras cosas, si Júpiter tiene o no un núcleo rocoso, cuáles son su tamaño y composición, y de dónde salen los muchos elementos volátiles (entre ellos vapor de agua) que hay en su atmósfera.


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts