lunes, 16 de mayo de 2016

El telescopio Hubble capta la visita de un cometa

Nuevos detalles de la roca fueron revelados cuando se aproximó a la Tierra el 21 de marzo

El cometa 252P/LINEAR justo después de un encuentro cercano con la Tierra el 21 de marzo - NASA, ESA, and J.-Y. Li (Planetary Science Institute).

Los astrónomos que utilizan el telescopio espacial Hubble han dado a conocer las imágenes que el instrumento captó de un cometa justo después de su aproximación a la Tierra el pasado 21 de marzo. La cercanía de la roca, de nombre 252P/LINEAL, ha ofrecido a los científicos nuevos conocimientos sobre estos cuerpos viajeros.
«Debido a que los cometas tienen por lo general sólo unos pocos kilómetros de tamaño, y probablemente este menos de 1 km, la medición más fiable se realiza cuando están cerca de nosotros. Es por eso que la cercanía a la Tierra de este cometa nos ofreció una gran oportunidad para estudiarlo», dice Jian-Yang Li, del Instituto de Ciencias Planetarias (PSI) y responsable de la observación del cometa durante su aproximación a la Tierra.
La visita fue uno de los encuentros cercanos entre un cometa y nuestro planeta. El cometa viaja dentro de los 3,3 millones de millas de la Tierra, o alrededor de 14 veces la distancia entre nuestro planeta y la Luna. «Con la pequeña distancia de este cometa para nosotros, el Hubble llegó a 1,6 kilómetros por píxeles de resolución, la más alta nunca vista», dice Li. «A modo de comparación, las observaciones en tierra de este cometa tienen una resolución más de 10 veces más baja que el Hubble».
Las imágenes revelan un chorro estrecho, bien definido de polvo expulsado por el núcleo helado y frágil del cometa. Un cometa produce chorros de material a medida que viaja cerca del Sol en su órbita. La luz del sol calienta los hielos en el núcleo, lo que resulta en grandes cantidades de polvo y gas que salen disparadas, a veces en forma de chorros. El chorro en las imágenes del Hubble es iluminado por la luz solar y parece cambiar de dirección en las imágenes, lo cual evidencia que el núcleo del cometa está girando. Estas observaciones también representan el objeto celeste más cercano que ha observado el Hubble, con la excepción de la Luna.
«El cometa 252P es uno de los cometas más pequeños que conocemos. Nuestro objetivo principal es determinar su tamaño y estudiar cómo los cometas se hacen cada vez más pequeños a medida que pasan alrededor del Sol. De esto podremos inferir las propiedades de los bloques de construcción de planetas en el inicio del Sistema Solar», explica Li. «Además, también vamos a estudiar otras propiedades dinámicas del cometa, como su rotación, y cómo se libera polvo bajo el calentamiento del Sol», afirma Nalin Samarasinha, científico que también trabaja en el proyecto. El cometa viaja ahora lejos de la Tierra y el Sol, pero volverá al interior del Sistema Solar de nuevo en 2021. Entonces podrá desvelar más secretos a los científicos.


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts