jueves, 28 de abril de 2016

Impresionante panorámica de Marte fotografiada por el Curiosity

El rover de la NASA ha cruzado parte del terreno más escabroso desde que llegó al planeta hace tres años y medio. La agencia espacial muestra el paisaje marciano con todo detalle en 360º y de manera interactiva

Panorámica captada por el Curiosity en la meseta Naukluft - NASA/JPL-Caltech/MSSS

Largo y duro es el camino para el rover Curiosity de la NASA en Marte, al que poco le falta para cruzar una parte del terreno más escabroso que ha encontrado desde que llegó al planeta en agosto de 2012. Desde su posición actual, en la meseta Naukluft, uno de los puntos más altos que ha alcanzado en su recorrido, la cámara del mástil del rover ha fotografiado algunas panorámicas impresionantes que la NASA muestra en su web, con todo detalle y en 360º.

Las ruedas del Curiosity- NASA/JPL-Caltech/MSSS
Las escenas muestran texturas esculpidas por el viento en el lecho de roca de piedra arenisca cerca del vehículo, y el borde del cráter Gale, donde el Curiosity aterrizó hace tres años y medio, elevándose por encima del suelo en la distancia. El monte Sharp, su objetivo final, se encuentra en medio del cráter, que tiene aproximadamente 154 kilómetros de diámetro.
El rover ascendió a la meseta Naukluft, que se halla en la parte inferior del monte Sharp, a principios de marzo, tras pasar varias semanas investigando las dunas de arena de la zona. El lecho de arenisca ha sido excavado durante millones de años por la erosión del viento, formando crestas y cerros.

Terreno escabroso

La escabrosidad del terreno de la meseta había despertado preocupación entre los responsables de la NASA por si pudiera dañar especialmente las ruedas de Curiosity, como ya lo ocurrió anteriormente al rover antes de alcanzar la base del Sharp. En 2013 ya se observaron agujeros y desgaste en las ruedas de aluminio del rover. Entonces, el equipo decidió ajustar la ruta a largo plazo, revisando el terreno local y la planificación de los desplazamientos.

El equipo del rover realiza un seguimiento atento del desgaste de las seis ruedas del Curiosity. «Las fracturas y pinchazos han ido acumulándose gradualmente al ritmo que habíamos previsto, basándonos en las pruebas realizadas en el JPL. Dadas nuestras previsiones de longevidad, tengo confianza en que estas ruedas nos llevarán a los destinos del Monte Sharp que han estado presentes en nuestros planes desde antes del aterrizaje», ha explicado Steve Lee, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA.
La inspección de las ruedas después de cruzar la mayor parte de la meseta Naukluft ha mostrado que, aunque el terreno presentó problemas para la circulación, cruzarlo no aceleró el daño de las ruedas.


Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts