jueves, 14 de mayo de 2015

¿Y si las galaxias murieran por estrangulación?

Según un estudio publicado en «Nature» las galaxias activas que producen estrellas se consumen poco a poco y no de forma abrupta

Las galaxias muertas o inactivas no tienen la materia prima necesaria para producir nuevas estrellas

Hay cientos de millares de millones de galaxias en la fracción observable del universo, repletas de estrellas y quién sabe de cuántos planetas. En vez de sentir vértigo por lo apabullante de estas cifras, los astrofísicos han aprendido a usar la luz que llega hasta los telescopios, después de que haya viajado miles de millones de años, para obtener mucha información acerca de las galaxias. Con ella son capaces de inferir (no siempre con mucha precisión) la masa, la velocidad, el tamaño y la composición de muchos de estos universos que surcan el «vacío». Y por eso, con el paso de los años se ha descubierto que hay galaxias activas que actúan como criaderos de estrellas, y otras «estériles» a las que solo les quedan estrellas viejas e hinchadas.
Esto despierta la duda de si a estas galaxias decrépitas la muerte les llega de forma lenta y progresiva, dulce se podría decir, o si por el contrario es más bien traumática. Para averiguarlo, los científicos siempre han estudiado la composición de hidrógeno y de metales de las galaxias, puesto que el primero es la materia prima básica para hacer estrellas, y por tanto es más abundante en galaxias activas, mientras que los segundos se van produciendo a medida que nacen nuevas estrellas. Pues bien, según un estudio publicado este miércoles en la revista «Nature», que ha analizado estas huellas dactilares de composición galáctica, parece ser que las galaxiasagotan poco a poco el gas con el que crían nuevas estrellas y que por ello mueren por «estrangulación».
«Descubrimos que el contenido de metal de una galaxia muerta es mayor que el de una galaxia activa de masa similar», ha explicadoRoberto Maiolino, co-autor del nuevo estudio en el que han participado la Universidad de Cambridge y el Real Observatorio de Edimburgo. Esto quiere decir, según los investigadores, que el proceso de formación de nuevas estrellas se va apagando progresivamente, lo que «es consistente con un proceso de estrangulación (agotamiento paulatino de este gas)».
En caso contrario, en el momento en que se produjera una muerte abrupta, la formacion de las estrellas se detiendría de repente, y el contenido de metales de un cadáver reciente debería ser similar al de un cadáver más antiguo. Resultado que no se ha encontrado en este estudio.

Recoger las huellas de las galaxias

Aunque no es posible analizar la evolución de cada galaxia por separado, porque harían falta muchos millones de años de seguimiento, los investigadores han analizado los niveles de metales («metalicidad») de más de 26.000 galaxias de tamaño medio, tanto activas como muertas.
Cada galaxia tiene su propia tasa de formación de nuevas estrellas (NASA)

«Los metales son una huella muy poderosa de la historia de la formación de estrellas: cuantas más estrellas sean formadas por la galaxia, más contenido de metal encontraremos ahí», ha declaradoYingjie Peng, el director de la investigación. Sin embargo, tal como dice, aún faltan algunas piezas para entender el puzzle. «Tenemos la primera evidencia de que las galaxias son estranguladas hasta la muerte (...). Lo siguiente, es averiguar quién lo está causando».
Y aún quedan otras dudas por resolver. Por ejemplo, mientras que las galaxias que tienen forma de espiral tienen criaderos de estrellas en los brazos, las que tienen forma de lenteja (lenticulares) tienen una formación de estrellas casi nula.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Translate

SÍGUENOS EN FACEBOOK

Publicidad

Visitas

Publicidad

Popular Posts